Mes: septiembre 2013

¡Estoy harta de las mentiras! ¿Y ustedes? (Vídeo)

Posted on


LEY ORGÁNICA DE REGISTRO CIVIL * Rafael Mitilo

Posted on


Imagen

«Artículo 146: Toda persona podrá cambiar su nombre propio, por una sola vez, ante el registrador o la registradora civil cuando éste sea infamante, la someta al escarnio público, atente contra su integridad moral, honor y reputación, o no se corresponda con su género, afectando así el libre desenvolvimiento de su personalidad»

                                                                                 Ley Orgánica de Registro Civil.

 

Con la reciente entrada en vigencia de la Ley Orgánica de Registro Civil, luego de una «vacatio legis» de 180 días, todo lo relacionado con las actas de nacimiento, matrimonio y defunción cambia radicalmente. No puedo hablar -por ahora- sobre los detalles técnicos de la joven ley, en razón de su complejidad innovadora, pero sí deseo dejar en el ambiente, el interés entre abogados, profesores, estudiantes y público en general acerca de la necesidad de su difusión. Esta ley toca directamente nuestra vida cotidiana, nuestro acontecer jurídico diario, pues, todo aquello que -como una tradición- tramitábamos con destreza automática ante las prefecturas, ya no será más. Eso quedó en el pasado como consecuencia de la llegada de la Ley Orgánica de Registro Civil.

 Las actas del Registro Civil nos acompañan a lo largo de nuestra existencia, en casi todos los posteriores actos de nuestra actividad como ciudadanos con capacidad jurídica e incluso sin ella, caso de los niños y adolescentes, los cuales para todo necesitan el acta de nacimiento. Cuando como adultos decidimos contraer matrimonio. Cuando -casados- decidimos vender, «sacar» la cédula, el pasaporte etc. Siempre se requerirá el acta de nacimiento o de matrimonio. Por último, cuando cesa la vida, los herederos del fallecido, requerirán siempre para cualquier acto jurídico relacionado con esa persona, el acta de defunción. En definitiva, el Registro Civil es aquella institución del Estado, más cercana a nuestras vidas. A nuestros actos y necesidades, por tal razón, los cambios que, con ocasión de la nueva ley se avecinan, debemos asimilarlos con nivel profesional. Somos los abogados en ejercicio o no, quienes debemos colocarnos al frente y capacitarnos para orientar a la colectividad en todo cuanto sea necesario acerca de la nueva dinámica registral. Es una obligación profesional que nos compromete con la sociedad y la ciudadanía.

 En tal sentido, debemos comenzar por saber que de ahora en adelante, todo aquello que tenga que ver con la presentación de niños a los efectos de la expedición del acta o partida de nacimiento, ya no se tramita por ante las prefecturas, sino por ante las oficinas que para tal fin, deberán crearse en las distintas instituciones que la ley señala en un periodo de dieciocho meses desde la entrada en vigencia de la ley.

 Sin embargo, el aspecto resaltante aquí, es que ya no corresponde al Poder Ejecutivo a través de las prefecturas, sino que la obligación de organizar y manejar todo lo relacionado con el Registro Civil, ahora está a cargo del Poder Electoral. Sí, de conformidad con el artículo 19 de la ley, es al CNE a quien se le atribuye la rectoría del Sistema Nacional de Registro Civil, que es como se denomina la institución ante la cual, los ciudadanos, tramitarán cada uno de los actos de su Registro Civil.

El CNE como Rector del Registro Civil

Establece la ley, que son integrantes del Sistema Nacional de Registro Civil (art. 18) en primer término el CNE, luego: el Ministerio del Poder Popular con Competencia en Materia de Relaciones Interiores y Justicia, el Ministerio del Poder Popular con Competencia en Materia de Relaciones Exteriores, el Ministerio del Poder Popular con Competencia en Materia de Salud y el Ministerio del Poder Popular con Competencia en Materia de Pueblos Indígenas. Ahora bien, la responsabilidad que tienen estos organismos e instituciones en la próximos dieciocho (18) meses no es sólo organizar la nueva dinámica del Registro Civil, sino combatir la cultura, que por más de 70 años practicó el país en la materia. Ahora, cosa que es bienvenida, se pretende modernizar los trámites. Evitar los típicos errores que caracterizaban el contenido de las diferentes partidas. Aquellas que obligaban a la gente a movilizar tribunales para rectificar el nombre o el apellido y hasta incluso, para lograr la inserción de las partidas cuando por pérdida o deterioro estas no aparecían. Se avizora, ojalá así sea, un óptimo sistema de gestión adaptado a las últimas exigencias de la informática, es decir, ya no será traumático solicitar una partida de nacimiento para obtener la cédula de identidad, o de matrimonio para intentar un divorcio. El usuario tiene derecho a estar bien servido e informado oportunamente, en todo aquello en lo que atañe a sus negocios e intereses.

Cambio de nombre propio

 Tal vez, una de las novedades más importantes contenidas en la Ley Orgánica de Registro Civil, es la establecida en el artículo 146, el cual permite a aquellos ciudadanos, cuyos nombres son capaces de exponerlos a la burla o el desprecio, hacer -por una sola vez- el cambio de nombre propio. Lo cual, no era posible con el antiguo sistema registral. Ciertamente esto contribuye a brindar satisfacción a aquellas personas, cuyos nombres le hacían objeto de burlas, desprecios y hasta le ofendía el honor y la reputación. La norma da oportunidad, por una sola vez, de solventar tan incómoda situación. Debemos admitir que sobre éste aspecto, fue certera la ley. Es los 25 años de experiencia profesional, vi fallidos los intentos de muchas personas por cambiar aquellos nombres evidentemente perjudiciales.

 Normas derogadas

 La ley deroga buena parte del viejo Código Civil. Específicamente aquello que, trataba lo relacionado con la materia, hoy objeto del novismo instrumento jurídico. Así quedan sin aplicación, por derogación los artículos: 82, 86, 87, 88, 89, 90, 91, 92, 96, 99, 100, 103, 109, 476, 477, 478, 479, 480, 481, 482, 483, 484, 485 y 501 así como los capítulos I, II, III, VI, VII, y IX del Titulo XIII del libro primero del Código Civil.

 Del mismo modo, deroga la ley el artículo 773 del Código de Procedimiento Civil, el numeral 12 del artículo 37 de la Ley Orgánica del Poder Público Municipal. Los artículos 19, 20 y 21 de la LOPNNA y parcialmente el artículo 516 de la misma LOPNNA, en lo relacionado con la rectificación de errores materiales en las actas de nacimiento. Deroga también los artículos 32 y 33 de la Ley de Nacionalidad y Ciudadanía. Por último deroga el numeral 2, del artículo 65 y los artículos 67 y 68 de la Ley de Registro Público y del Notariado. Vean ustedes la magnitud del nuevo esquema registral que borró buena parte de viejas normas sembradas casi en nuestra «idiosincrasia» jurídica.

De cualquier modo, si lo establecido en la ley se cumple, y no ocurre lo de otras leyes, es decir: son letra muerta, será visible y positivo, el cambio. Sin discusión, vital para el desarrollo civil e institucional. Con la implementación del nuevo régimen, se ahorrará a la nación, muchísimo tiempo, dinero y esfuerzo, en la tortuosa tramitación de actas que, hasta hoy sólo generan burocracia, gastos y corrupción. Bienvenida la nueva Ley Orgánica de Registro Civil.

 

[La Prensa de Barinas de Venezuela]

 

 

Desaparecidos hace más de 10 días 52 cadetes y efectivos militares

Posted on


Imagen

Nicolas Maduro calla a pesar de haberse cumplido cumplido mas de 10 dias de la desaparición de los 52 efectivos y 300 de iniciada la operación de la patrulla integrada por cadetes de las cuatro fuerzas militares venezolanas.

52 que fueron seleccionados y destacados por la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela, para una misión de entrenamiento en “sobrevivencia” y todos, al mando de un teniente.

La noticia

La primera información la publica el diario La Voz en su edición electrónica del “… Sab Ago 24, 2013 9:39 am…”; Nueva Prensa de Guayana la reitera en su edición del “… 25 de Agosto de 2013 ⁄ 05:00 a.m…”. En ningún otro medio, prensa, radio, TV, refieren la información.

Para quienes tomamos el detalle, sólo esa información y luego, fragmentos sueltos que sustentan la percepción de que esos 52 cadetes de la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela, durante la fase de su entrenamiento nocturno, desaparecieron.

Desde el miércoles 21/08/13 sobre las 17:00 horas que fueron vistos por últimas vez vivos y advertidos por un vecino del área sobre el riesgo de una crecida por las lluvias, no se sabe más de ellos.

¿Qué?

“… estudiantes de la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela y pertenecen a los componentes militares de la Aviación, Armada, Guardia Nacional y Ejército. Estaban desde el día lunes acantonados en la zona…

… mediante una brújula, mapa, la luna y las estrellas, debían guiarse y llegar al punto especificado a primera hora de la mañana, pero no llegaron…

… vecina del sector rural Las Palmas de Yare, comentó que a las cinco de la tarde del miércoles, vio a los cadetes vestidos con sus uniformes de campaña, le manifestaron que estaban perdidos y le pidieron ayuda…

… cinco mujeres y los demás hombres… dirigidos por un teniente…

… estaba lloviendo se quedaron por unos minutos en mi casa y luego se fueron…

… Yo traté de guiarlos, pero se fueron por el río, dijeron que tenían que llegar a la represa de Lagartijo…”

Eventos en tiempo/espacio

52 efectivos con equipamiento militar completo, desplazándose a pie, de noche, sin luz y por el banco del Río Tuy.

Lluvias sostenidas en cabeceras y afluentes del Río Tuy, fueron advertidos por el vecino que les orientó, pero pareciera no son escuchadas y atendidas por quien comanda la patrulla.

Revienta la pared de agua por el cause y sorprende a la patrulla de 52 efectivos; sin tiempo para llegar a una u otra orilla.

Torrente en aceleración arrastra todo a su paso, piedras, palos, basura, ramas; y los cuerpos.

Al silencio oficial

Por la red, los fragmentos con datos: se copia y pegan algunos en su texto original:

“… LO 1ERO Q LE LLEVAN AL MINDEF ES Q ESTÁN MUERTOS, LUEGO LE DICEN Q ESTÁN DETENIDOS, SALIÓ A VERIFICAR EN FTE GUAICAIPUR…

… AL PRINCIPIO INFORMAN EN MINDEF Q ESTÁN MUERTOS, LUEGO LLEGA OTRO E INFORMAN Q ESTÁN DETENIDOS PORQ SE DESAPARECIERON…

… HAY CORRE CORRE EN LAS FANB ACUSAN A LOS 52 CADETES DE ‘AUTOPERDERSE’ LLEGAN DATOS Q ESTÁN DETENIDOS EN FTE GUAICAIPURO…

… LO Q INFORMAN AL MINDEFESNA ES Q DETIENEN A LOS 52 CADETES PORQUE SU DESPARICIÓN FUE VOLUNTARIA, O SE CONFIRMA ESTO ÚLTIMO AUN…

… SI LO S TIENEN DETENIDOS EN FTE GUAICAIPURO, ¿QUÉ SIGUEN BUSCANDO EN EL LAGARTIJO?…

… LOS 52 CADETES CAMINABAN RÍO ABAJO HACIA EL LAGARTIJO Y NO TENÍAN NI LINTERNAS, LOS GUIABA UN TENIENTE…

… HAY TESTIGOS EN LA ZONA GENTE Q VIVE ALLÍ, POR ESO EL ACCESO A LAGARTIJO ESTÁ RESTRINGIDO, LOS CADETES ESTÁN MUERTOS…

… SÓLO LES VA UN ADELANTO… EL PARQUE LAGARTIJO ESTÁ CERRADO AL PÚBLICO, NADIE PUEDE ENTRAR, LOS 52 CADETES FALLECIERON…

No se ha informado:

Si los conquisto y se los llevó a Siria el diputado Adel El Zabayar, quien organizaría así su versión de Brigadas Rojas Venezolanas (BRV) para incorporarla ya equipada y en zafarrancho de combate, a las fuerzas de defensa de Basahr Al Asaad

Si se “autoperdieron” como le informaran a la ministro y a la usanza de una secta (chavista como la descrita por el Dr. Franzel Delgado Senior), optaron todos por el rito del suicidio colectivo, muy al estilo del recordado pastor gringo James Warren Jones (18/11/1978, Templo del Pueblo, granja Jonestown cerca de Port Kaituma, Guyana; suicidio/asesinato de 913 individuos entre ellos, 270 niños).

Si los asaltaron y se los llevó el hampa para secuestrarlos, desarmarlos y luego, liquidarlos o pedir rescate.

O si, algo menos complejo y elaborado y más adaptado a la situación, espacio y momento y se los llevó arastrados el Río Tuy en una de sus comunes, enormes y violentas crecidas en época de lluvia.

No sobrevivieron

Es razonable y perfectamente posible que todo haya sido la culminación de una secuencia de sucesos que con un evento natural –no estimado, ni considerado, ni sopesados con una debida y pertinente propiedad por los superiores de línea–, cabalgando por sobre las novatadas propias a bisoños y una conjunción de circunstancias, hayan derivado al final en esta tragedia que significa la pérdida de 52 jóvenes en proceso de formación militar.

Lo incomprensible

Que resulta absolutamente inaceptable en una sociedad, es la subsiguiente secuencia de otros eslabonados eventos que cabalgaron a su vez sobre los anteriores, para convertir esto que pudo ser tomado y aceptado como un accidente, en algo muy distinto.

Algo que con muy pocas diferencias, dejará ese tan fuerte y amargo sabor en deudos, compañeros de desaparecidos, de colegas de armas, de observadores imparciales, hasta del común lector de noticias y para la historia.

Eso que se palpa, se percibe, se huele, se siente como una sumatoria de negligencias, de inobservancias, de incapacidades e indolencias y, muy especialmente, de complicidades en toda la línea de  cuadros y de mandos generales y de los mandos superiores, políticos y técnicos, de la FANB.

¿Accidente o crimen?

Que ahora, unos y otros, desesperados, tratan de acomodar y “ajustar el cuento” a conveniencia, para sacudirse las potenciales responsabilidades derivadas.

Casi como si se tratara antes que de un accidente en una maniobra militar, de un hecho distinto;  ello, por esta  secuencia de conductas que colindan con las habituaciones más propias de malandros y que son las más comunes en la ocurrencia de ilícitos y en la secuencia de ocultación, modificación y desaparición de las huellas de un grave crimen.

Silencio

Guarda silencio el colombiano Nicolás Maduro Moros quien ignorando lo grave y con marcado notable desprecio por la desaparición de 52 vidas jóvenes de las fuerzas militares sobre las que ejerce el comando supremo, prepara su viaje a Guyana; seguramente, para cumplir encargos pendientes por viejas promesas de los hermanos Castro. Una trascendente coincidencia –casual o causal– que deberá ser tomada muy en cuenta, dado el motivo y tema del viaje.

Guarda sepulcral silencio la Ministro de la Defensa Almirante en Jefe Carmen Teresa Meléndez Rivas; a pesar de haber recibido la información y supuestamente, según los datos, haber asumido algún tipo o modalidad para la verificación de detalles.

Guarda silencio el mayor general Vladimir Padrino López, comandante del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb); quien como máximo responsable de las Operaciones militares, no puede estar ignorante de la desaparición, pérdida o muerte de 52 cadetes en formación y que tendría que representar una prioridad por sobre los asuntos de la competencia de otros ministros.

Pareciera cuidan ese silencio oficial en coyunda; por ejemplo, el Ministro del Interior y Justicia mayor general Miguel Eduardo Rodríguez Torres y el ex Embajador de Venezuela en México, reconocido profesional de medios y ahora con un programa diario de entrevistas en Globovisión, Hely Vladimir Villegas Poljak.

“Atentado” mata “Patrulla Perdida”

En entrevista de 60 minutos al ministro, entre las 13:00 y las 14:00 horas del martes 27/08/13 a 140 horas después de los eventos en el Río Tuy y de la Patrulla Perdida, tanto el ministro como su entrevistador, dedicaron el tiempo muy exclusivamente a un  supuesto noveno atentado develado.

Difícil aceptar que ministro y un veterano fablistán no estuvieren informados de la desaparición de 52 cadetes venezolanos en una misión de entrenamiento; más aún, la coincidencia en tiempos entre uno y otro grave evento noticioso, la patrulla de 53 cadetes perdidos y el supuesto atentado, permite asumir como posible, que el primer evento grave impuso la fabricación por los medios –o montaje– y difusión del segundo.

Conclusión

Esos eventos se ordenaron, ocurrieron y se manejan en el particular mundo militar; ese muy propio a las individualidades humanas que desde su ingreso a la escuela/cuartel –y porque así tiene que ser un ejército– y hasta cumplir los 25 continuados años de servicio, son convertidos y mantenidos como objetos y al cumplir ese lapso, el tiempo, las buenas relaciones con sus jefes o alguien desde el mundo político, los premia; les ponen en cada hombro una hermosa arepa con estrellas doradas y a partir de ese momento, se le ordena incorporarse al mundo de los sujetos.

Pero, como bien afirmara Georges Clemenceau (1841-1929) “… La diferencia entre un civil y un militar es que el primero siempre puede militarizarse, pero el segundo rara vez puede civilizarse…”.

Y legalidad, legitimidad e información verás y oportuna a la población a la cual se sirve y se dice defender, son públicas y determinantes expresiones del imperio de la civilidad.