Aguador, oficio necesario en La Habana | Desde La Habana

Posted on


AB Magazine

Los aguateros no son un invento del estrafalario socialismo de Fidel Castro

En una libreta, Niosber anota el nombre de unos clientes de la barriada habanera y mayoritariamente negra de San Leopoldo, donde esa noche prestará servicio.

Niosber, se los presento, es aguador. Llegó a la capital hace 6 años, huyendo de la miseria rural y la falta de futuro en un caserío montañoso de Santiago de Cuba, a unos 900 kilómetros al este de La Habana.

“La vida familiar nuestra es un circulo vicioso. Antes del triunfo de la revolución, casi todos los parientes fueron cortadores de cañas y aguadores. Mi padre fue aguador, yo lo soy ahora y también lo es mi hijo mayor, de 23 años, que es mi ayudante”, señala, sentado en el portal de una bodega apuntalada, a tiro de piedra del malecón.

El sol veraniego calienta el asfalto. Es mediodía y la ciudad parece…

Ver la entrada original 587 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s