Día: 2 septiembre, 2014

RunRun.es / Hugo Chávez financió con 13 millones de dólares a la Universidad del Partido Comunista de Chile

Posted on


Count  dollars.

 ALTO

 OTRO REGALO DE CHÁVEZ:

La Fundación Centro de Investigaciones Periodísticas de Chile, CIPER, publicó el mes pasado un detallado informe sobre la Universidad de las Artes y Ciencias Sociales bajo el título “Crisis en la Universidad ARCIS: cómo entró y salió el Partido Comunista del negocio de la Educación Superior”. Allí sedescubre y detalla cómo el gobierno de Venezuela, por instrucciones del comandante eterno, le dio aportes a lo que era la universidad del Partido Comunista chileno por un total de 13 millones de dólares. De nuevo comprobamos como Chávez dilapidó el dinero de los venezolanos para ayudar a las causas del comunismo fracasado y de la izquierda global en detrimento de sus conciudadanos. Basta ver el calamitoso estado de la economía venezolana que manejó -a su capricho- en estos 15 años una cifra de 18 dígitos en dólares y cuyas paupérrimas reservas hoy no pasan de 20 mil millones de dólares. “El proyecto educativo del PC chileno al controlar la ARCIS  replicó un modelo de negocios utilizado por otras universidades privadas: una inmobiliaria que compra sus inmuebles, asume su gestión y reparte ganancias”.

Durante 10 años el PC controló la ARCIS en una sociedad inicial con un personaje que tiene larga data en Cuba y su natal Chile: el empresario Joel Max Marambio Rodríguez. El mismo que tras haber sido el testaferro de Fidel Castro por varias décadas, responsable del crecimiento del turismo en la isla y del desarrollo de las empresas de los militares del Grupo Gaviota como Cubana de Aviación, tuvo que salir huyendo hacia Chile, en 2009, tras haber sido encontrado culpable de una millonaria corrupción en los negocios que Fidel le había entregado a ojos cerrados. En ausencia fue sentenciado a 20 años de cárcel mientras sigue de millonario en su país. La reseña de su descalabro y huida a Santiago de Chile con la excusa de participar en la campaña del joven izquierdista  Marco Enriquez-Ominami la detallamos muy bien en estas columnas del 20/4/2010, 13/7/2010,23/6/2011 y otras fechas. Un caso apasionante en el que se vinculan militares cubanos y parte de la “nomenclatura castrista” con la corrupción en el negocio de los alimentos (¿repetimos aquí ese guión con los bancos, Cadivi, Cencoex  y empresas como Pdval, Mercal, CASA&etc en manos de uniformados sin captahuellas?). Alimentos Rio Zaza e Ingelco controlaron el mercado cubano de la comida. Por cierto que con ésta última Marambio ganó la demanda contra Cuba en el Tribunal Internacional de Arbitraje el año pasado y así deberán indemnizarlo con $ 17,5 millones. La historia de Marambio puede ser hoy el guión de una película como las que ayudó a filmar en Cuba con el Gabo y la televisión local. Hoy poco queda en la ARCIS de la estructura que el PC construyó en 2004 junto a Marambio, y cuyo control fue a través de la sociedad comercial Inversiones e Inmobiliaria Libertad S.A. La versión oficial es que la salida del PC. fue una decisión política: si el partido quería ser parte de la Nueva Mayoría e impulsar la reforma educacional, no podía tener una universidad. Menos haber lucrado con ella, como lo demuestra la exhaustiva investigación de CIPER. En http://www.runrun.es le hacemos seguimiento…

 MEDIO

LAS PRUEBAS:

Los aportes del gobierno rojo rojito vienen detallados: “En enero de 2008 Nazareno y ONG ICAL recibieron fondos desde Venezuela, autorizados personalmente por el entonces presidente Hugo Chávez. CIPER obtuvo un documento del Banco Nacional de Desarrollo Económico de Venezuela (BANDES) donde  se señala que el 24 de enero de 2008 se ejecutó el traspaso de US$ 9.060.000 a la Universidad ARCIS como parte de “un convenio de asistencia económica no reembolsable”. Pero ese dinero no llegó a la universidad directamente, pues pasó antes por las cuentas de ONG ICAL y Nazareno.

Según el convenio que estas dos entidades firmaron con BANDES el 11 de enero de 2008 el dinero fue enviado para el saneamiento de pasivos de la universidad: pago de arriendos, juicios pendientes, impuestos, pagos a proveedores y traslado de todas sus dependencias a la sede principal. Todo esto, para generar las condiciones que permitieran establecer en dependencias de la ARCIS, la Escuela Latinoamericana de Estudios de Posgrado (ELAP). La universidad debía retribuir al banco con becas, matrículas o servicios académicos. Luego  “En marzo de 2008 el directorio de ONG ICAL autorizó la apertura de una nueva cuenta en el BCI para cumplir el convenio con el banco venezolano BANDES. Esta cuenta sería administrada por Enrique Bruce, en conjunto con cualquiera de las siguientes personas: Juan Andrés Lagos, Pablo Monje o Andrés Pascal. Nuevamente se abrió una cuenta paralela para manejar esos recursos, pero esta vez no estaría a nombre de Nazareno S.A., sino de la Universidad ARCIS, cuyo directorio era presidido por Max Marambio y también lo integraban Lagos y Bruce. La explicación de estas cuentas se pudo entender cuando CIPER revisó los registros del Banco Nacional de Desarrollo Económico de Venezuela (BANDES) y encontró que el 29 de marzo de 2009 se autorizó una nueva partida de US$ 4 millones, clasificada como “Asistencia Económica a la Universidad ARCIS”. En octubre de 2009 se concretó este segundo envío, que en Chile se presentó como un crédito a largo plazo contra una garantía hipotecaría constituida por Inmobiliaria Libertad. Así, la suma de los dineros de Venezuela para la ARCIS alcanzó a los US$13 millones”.

Como en todos estos casos, igual que en nuestro país, los involucrados en delitos similares no quisieron declarar. Y así como éste hay casos en Argentina, donde se pagó por “un doctorado para el caudillo amigo”; en Bolivia, Nicaragua, Honduras, España, Francia, Inglaterra, Guinea Ecuatorial, Mali y otros que irán saliendo con el tiempo. Como decía el chinito lavandero: “si no hay lial no hay lopa”. Y hoy no hay “rial” ni “ropa”…

BAJO

WIKIROJAS: 

Luego del asesinato de un tiro en la cabeza del oficial del ejército Mayor Raúl Antonio Bracho Jaimes por los “bachaqueros” en el municipio La Guajira del estado de Zulia en medio del despliegue de un promocionado operativo militar las alarmas se encendieron. Mafias militares se unen a las mafias de narcos y bachaqueros para enfrentar la tímida acción venezolana. Por el hecho estarían detenidos preventivamente  (la semana pasada al menos) los oficiales superiores del Mayor asesinado. Investigaban si estaban o no comprometidos en “dejarlo solo” cuando salió a revisar el área…La designación de la embajadora Rocío Maneiro como representante de Venezuela en el Reino Unido, significaría que sigue gozando de la confianza roja tras haber denunciado al ex viceministro Temir Porras por presunta corrupción en Expo-Shanghai y haber llevado el caso ante la “eficientísima”  y ágil Contraloría General. En columna 3/8/2010 inicié la denuncia … Los “patriotas cooperantes” en la FANB tienen ya tanto rechazo como los militare$ cubano$ con alto$ $alario$…

 

Tres lecturas recomendadas en Runrun.es:

 1)  “Nuestros cuerpos están presos, pero el espíritu sigue libre”. Habla Sairam Rivas desde la cárcel

 

sairam-rivas

2) La industria venezolana en caída libre

 

INDUSTRIAENCAÍDALIBRE2

3) Subdesarrollo potenciado por José Vicente Carrasquero

 

Venezuela2 (1)

 

 

Créditos para: http://runrun.es/runrunes/151321/runrunes-el-universal-02-09-2014.html 

Venezuela / PSUV: Fin del sueño chavista

Posted on


PSUV; Fin del sueño chavista, La tristeza colectiva se respira en la calle..

“La tristeza colectiva se
respira en la calle..”

 

Se complica terrible y peligrosamente la gestión cotidiana del gobierno de Nicolás Maduro.

Mientras La tristeza colectiva se respira en la calle y la paciencia de la población se achica, la dirección del chavismo luce, por primera vez, auténticamente extraviada y comienzan a presenciar el desenlace de esta historia.

Se complica terrible y peligrosamente la gestión cotidiana del gobierno de Nicolás Maduro. La tristeza colectiva se respira en la calle; la paciencia de la población se achica. Todos los elementos de la producción, el comercio y los servicios enfrentan, con niveles de gravedad que varían, la perspectiva del colapso. La sequía de divisas ha convertido a Venezuela en el reino de lo imposible.

Confundidos, evasivos, relativamente ausentes, procurando desviar las conversaciones hacia el drama de la Franja de Gaza, los chavistas comienzan a presenciar el desenlace de esta historia. También en aquella acera se aprecia el desencanto.

No reaparecerán los productos que el gran capital tenía escondidos. No existe la producción nacional. No aparece el beatífico sueño comunal de la felicidad posible. Estamos arruinados en la abundancia por primera vez en nuestra historia.

El país corre temprano a refugiarse en sus casas. La calle se marchita: los anaqueles están vacíos, las centros comerciales pálidos y con escasas novedades. Los precios de los productos, desprendidos, irreconocibles, aún a pesar del tiempo y el dinero que invierte el gobierno en sus inútiles operativos de fiscalización.

Mientras todo esto sucede, la dirección del chavismo luce, por primera vez, auténticamente extraviada. No se explica en virtud de qué la estricta aplicación de sus postulados se está traduciendo en esta debacle. Eso lo pone aún más retrechero y represivo. Muchos parecen percibir que algún tipo de debacle se podría estar aproximando, pero nadie quiere decirlo: no es conveniente hacerle el juego a la derecha.

Es un detalle fundamental cuando toca analizar el delicado cuadro económico y social que vive el país. Los chavistas no toman decisiones interpretando el entorno existente; pretenden honrar los lineamientos del denominado Plan de la Patria como si se tratara de las disposiciones del Corán. Aún si el precio de honrar sus dogmas de Fe implica el definitivo desencuadernamiento del país.

Si algo distinguió siempre a Hugo Chávez como estratega era, no sólo un olfato político innegable, sino una total comprensión del país que tenía frente a sí, el impacto de sus decisiones y el conocimiento de sus adversarios. Chávez sabía retroceder y evidenciaba una enorme flexibilidad y sentido común en los momentos de crisis.

Habría sido el primero en tener perfectamente claro que los elementos del momento venezolano actual son potencialmente muy desestabilizadores.

Algunas voces que militan en el PSUV no han ocultado su inconformidad con la marcha de los hechos en el gobierno y en el país. Piden cuentas claras; exigen un debate en el cual se establezcan responsabilidades sobre la sangría de divisas de Cavidi y la orgía de corrupción y extorsiones que tienen lugar en la administración pública. Fueron paladinamente ignorados.

Como si fuera el Luis Alfaro Ucero de sus mejores tiempos, Diosdado Cabello impuso su maquinaria, y, de nuevo, barrió el sucio debajo de la alfombra. Lo hizo sin disimulo alguno: sin dedicarle medio minuto de más al asunto.

En el PSUV no se habla de problemas nacionales, esas son cosas del enemigo: se habla de patrullas y unidades de batalla municipal. También sucede en la Asamblea Nacional.

Hace poco, Maduro declaró de nuevo que la crisis económica que está en desarrollo no era responsabilidad de su administración: formaban parte de un complot del cual su gobierno era víctima.

La afirmación hecha le sirvió como pórtico para hacer lo de siempre: no anunciar ninguna medida para hacerle frente a la actual situación y reiterar, de nuevo, que los dos causantes directos del agravamiento de la situación – los controles cambiarios y de precios, que han destruido la industria y el comercio y han corrompido a todo el mundo en Venezuela- no serán tocados.

El deterioro del chavismo parece estar tomando dimensiones sistémicas. La estrategia del disimulo tiene las patas cortas. El silencio cómplice de los medios que ha comprado poco ha hecho para paliar la situación. Las encuestas de estos días arrojan datos insólitos; los niveles de aceptación de Maduro parecen haber roto, incluso, el piso del chavismo duro. Nunca, probablemente desde el gobierno de Ignacio Andrade, en 1899, el país había tenido una figura presidencial tan débil y discutida.

Cegados en su dogmatismo, impedidos de pensar con cabeza propia, la alta dirigencia chavistas parece no comprender lo que está planteado en Venezuela. Eso terminó resultando el invocado chavismo sin Chávez.


Por: Alonso Moleiro

 

Créditos para: http://www.reportero24.com/2014/09/psuv-fin-del-sueno-chavista/ 

Venezuela / Guerra de ministros dentro del Régimen chavista

Posted on


El último informe de Ecoanalítica se lee que el presidente del BCV, Nelson Merentes, no está de acuerdo con las medidas económicas que propone Ramírez porque se pretende descartar el nombre de Maduro para una eventual reelección en 2019

La consultora Ecoanalítica desmiente que Rafael Ramírez, vicepresidente del Área Económica y presidente de Pdvsa, sea el encargado de tomar las principales decisiones económicas en el país y niega que el plan de ajustes propuesto por este funcionario haya sido aceptado por todos los factores del gobierno nacional.

En el último informe de esta empresa llamado “Ajuste económico: ¿Un nuevo giro?” se lee que el gobierno de Maduro sigue evaluando la puesta en marcha de las medidas de Ramírez por sus “elevados costos políticos y sociales”. Además, asegura que existen reservas ideológicas con esta propuesta.

Dentro de los que se oponen a Ramírez, agrega Ecoanalítica, estaría el grupo liderado por el vicepresidente Jorge Arreaza y el presidente del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), Alejandro Fleming, que cuenta con el apoyo del canciller, Elías Jaua. También estaría otra ala integrada por el presidente del BCV, Nelson Merentes, quien también ha realizado sugerencias sobre qué hacer en materia económica.

Estas dos facciones no estarían de acuerdo con Ramírez por negarse a la flexibilización de los controles de precio, trabajar con un solo tipo de cambio oficial e incrementar las tasas de interés, aspectos que resumen la propuesta del presidente de Pdvsa, según Ecoanalítica.

“El planteamiento de Arreaza-Fleming-Jaua es que el plan propuesto por Ramírez tiene demasiados elementos que lo asemejan a un ‘paquete neoliberal’ (…) Las críticas que han hecho es que los asesores son ‘economistas de derecha’ y hasta del propio Fondo Monetario Internacional, lo que sería un deslinde de lo que ha sido hasta ahora el modelo chavista”, sostiene el informe.

El miedo de esta facción sería que el gobierno de Maduro se quede sin apoyo popular. Por lo que este sector propone acciones mucho más tímidas que las de Ramírez. Entre ellas: “trabajar con dos tasas de cambio, una del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex) en torno a VEB 15/US$ para los bienes y servicios prioritarios, y el resto en Sicad II, principalmente para darle viabilidad a las nuevas inversiones petroleras”.

Proponen ajustar los precios, pero “bajo ningún concepto eliminación del control de precios” y hacer una reforma fiscal buscando recaudar mayores impuestos en la banca, telecomunicaciones y licores; así como la vuelta al impuesto a las transacciones financieras. Para Ecoanalítica estas acciones son más de lo mismo y no atacarían los problemas de fondo.

Con respecto a Merentes, el informe señala que cada vez es menor el contacto entre este funcionario y Maduro. Sin embargo, se lee que en las últimas semanas, a través de amigos en común, “especialmente el gobernador del estado Vargas, Jorge L. García Carneiro, ha venido ´alertando´ al Gobierno sobre lo contraproducente que es llevar a cabo el plan sugerido por Ramírez y sus técnicos”.

Para Merentes, se lee en el informe, el plan de Ramírez busca acabar con el capital político de Maduro y descartar su nombre para una eventual reelección en 2019. “Merentes es de la idea de que el Gobierno en el corto plazo debe postergar cualquier medida de ajuste hasta después de celebradas las elecciones legislativas, para poder retener el control de la Asamblea Nacional (AN); luego, podrá tener más margen de maniobra para tomar medidas de ajuste al estilo de Ramírez”.

La propuesta de Merentes, al igual a la de Arreaza, converge en la implementación de un sistema de cambio dual, pero con una diferencia: “incrementar la liquidación de divisas en Sicad II para sectores no prioritarios, permitiéndole a Pdvsa vender una porción de las divisas provenientes de exportaciones petroleras”.

Según el informe de Ecoanalítica, Merentes no se opone 100% al plan de Ramírez, pero destaca que “el timing no es el adecuado” y que la implementación de “este plan puede llevarse a cabo entre 2016 y 2017, de tal forma de estar en mejores condiciones frente a las próximas elecciones presidenciales”.

Próximas acciones

Ecoanalítica destaca que la situación económica de Venezuela es “alarmante” y que en las próximas semanas el gobierno va a tomar algunas medidas, las cuales serán una mezcla de lo que han propuesto los diferentes actores dentro del chavismo.

Entre ellas pudieran ser una devaluación a través de un sistema dual, tal como lo propone el grupo de Arreaza, Fleming, Jaua y Merentes, que descarta la convergencia sugerida por el equipo de Ramírez; además de “incrementar los precios en diferentes rubros, pero a su vez, con un discurso contra la especulación”, lo que también derrotaría a los planteamientos de Ramírez.

Otras de las posibles medidas que tomará Maduro, según se lee en el informe, es la continuación de “nuevos acuerdos petroleros para evitar una caída en la producción de barriles generadores de caja, un tema donde Ramírez seguiría teniendo el control, reordenamiento de la deuda externa, extendiendo los plazos de vencimiento, pero incrementando el costo del servicio de la deuda externa. En este punto, Ramírez  también saldría ganando, reforma fiscal con énfasis en mayores impuestos para la banca”.

Ante esta situación, para Ecoanalítica el gran derrotado sería Rafael Ramírez. “El chavismo parecería decantarse por postergar los ajustes significativos y continuar con paños calientes que le permitan sortear las dificultades. De esta forma, la economía venezolana continuaría con un desempeño mediocre caracterizado por alta inflación, decrecimiento, desindustrialización, mayor incertidumbre política e incremento del descontento social”, concluye el informe. 

Marisela Castillo Apitz /mcastillo@dinero.com.ve

Anexo

Adjunto Tamaño
Econalitica informe.pdf 1000.87 KB

Créditos para: http://www.dinero.com.ve/din/?q=node/3931