Nadie quiere la casa de Goebbels

Posted on


AB Magazine

“Es un idilio de soledad”, decía el ministro, que se llevaba allí a sus amantes.

ENRIQUE MÜLLERBerlín

Vista de Villa Bogensee, residencia del ministro de propaganda de Hitler, Joseph Goebbels, cerca de Berlín. / PATRICK PLEU (EFE) Vista de Villa Bogensee, residencia del ministro de propaganda de Hitler, Joseph Goebbels, cerca de Berlín. / PATRICK PLEU (EFE)

Cuando la bandera nazi flameaba en todos los edificios públicos de Berlín, Joseph Goebbels, el fanático ministro de propaganda de Hitler, recibió al cumplir 39 años un magnífico regalo de cumpleaños de la ciudad: una idílica villa, rodeada de bosques y ubicada a tan solo 45 minutos en coche del centro. La casa fue bautizada como Villa Bogensee y pronto se convirtió en el nido de amor del ministro, un hombre que favorecía las carreras cinematográficas de las actrices de la época, previa cita amorosa en su refugio. La historia señala que Goebbels y su esposa, tras envenenar a sus seis hijos, se suicidaron en el búnker de Hitler. Pero la…

Ver la entrada original 496 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s