Filosofía de la Mente ¿Un problema de Lenguaje?

Posted on


Filosofía de la Mente ¿ Un problema de Lenguaje?

Elaborado por: Jorge A. Villeda Bojorque

 Imagen

Introducción

El siguiente ensayo, tiene como fin, establecer los problemas más importantes de la filosofía de la mente, así como esclarecer los conceptos y categorías utilizados en tal disciplina, de igual forma se tratara de exponer de forma resumida las posturas más importantes de los representantes de la filosofía de la mente.

De la analítica de los representantes y de las categorías propias de la filosofía de la mente, trataremos de exponer, una tesis central en la filosofía de la mente, al menos de forma preliminar y preparatoria.

La tesis a la cual nos referimos tiene los siguientes supuestos básicos; existe carencia de definición conceptual de conceptos como mente y conciencia, al menos de una forma universalmente valida, en el sentido que toda la comunidad científica, avala tales términos, también que las visiones que derivan de la incomprensión conceptual de los conceptos de mente y conciencia, acarrean un serie de problemas muy serios para la filosofía.

Cabe señalar, que las tesis presentadas, anteriormente, están abiertas a toda crítica y que sus enunciados, no pretenden ser la solución total a los problemas expuestos, sino más bien una contribución moderada a los postulados de la teoría de la mente.

Filosofía de la mente; Conciencia y mente

La filosofía de la mente, como corriente filosófica o como rama de la filosofía, se ocupa del estudio de la naturaleza de los estados mentales, así como de sus diversos efectos, causas, funciones y propiedades en que se manifiesta la mente.

La relación que tiene la mente con el cuerpo corpóreo, es tópico de constante reflexión por parte de los filósofos de la mente, el problema mente-cuerpo, ha sido, y es, punto esencial de los debates filosóficos contemporáneos que buscan disipar las ambigüedades que pueden surgir de tal relación, es por ende preciso, para la mayoría de estos filósofos resolver tal problemática.

La conciencia, en cuanto posibilidad de ser manifestada en la existencia y en cuanto su relación con el cerebro, se vuelve, al igual que el problema mente-cuerpo, uno de los temas más citados en la filosofía de la mente.

El término conciencia presenta en filosofía muchas acepciones, es por ello que debemos de distinguir, por lo menos tres: I) en el sentido psicológico II) en el sentido epistemológico o gnoseológico y III) en el sentido metafísico.  El primer sentido hace énfasis, a la apercepción, es decir a la conciencia del “yo” mismo, no obstante, es también posible hablar en este sentido de conciencia en cuanto se presentan al “yo”,  el segundo sentido habla de la conciencia, como si fuera un objeto de conocimiento, es decir relación sujeto-objeto y en el tercer sentido, la conciencia es previa a toda realidad gnoseológica y epistemológica que se ve desde el “yo”

La conciencia, resulta en la filosofía de la mente, un término, que como veremos mas adelante, será cambiante y se acomodara, según la perspectiva expuesta por cada autor. De igual forma el concepto de mente, será una constante adecuación de la postura de cada autor.

La mente, por su parte, tiende a ser sinónimo, en varias posturas filosóficas y literarias en general de “alma” “psique” y “espirito”, no obstante también se piensa que la mente es equivalente a decir “intelecto” o “razón”.

Hay que señalar, que debido a la ambigüedad, que históricamente, se presenta en el término “mente” es casi imposible llegar a una comunión única que represente tal concepto, por eso llamaremos nosotros mente, en su relación con la filosofía de la mente, a aquel proceso interno que realiza el cerebro en su ser dotado de razón.

Posiciones de algunos filósofos de la mente

David Armstrong es un filósofo de la mente que defiende las posturas funcionalistas de la teoría de la mente. Para este filósofo, su “teoría del sistema nervioso central” implica que todas las manifestaciones del ser humano, se producen en el sistema nerviosos central, que es a la vez fundamentado por la neurología. Donde el estado mental, es un estado en la persona capaz de producir cierta gama de conductas, la conducta es, en este sentido no la mente en sí, sino la conciencia, en cuanto a su producción. La conciencia, vendría a ser un mecanismo de auto examen en el sistema nervioso central.

Nagel, por su parte, establece que la conciencia es irreductible y que esta no puede ser analizada de una forma fisicalista. Establece que el dualismo, mente/conciencia son cosas muy distintas, donde la conciencia es un estado propio de cada ser. En el ensayo ¿Cómo será ser un murciélago? Plantea este problema, para explicar la objetividad y la subjetividad, en el cual concluye que si no encontramos un correcto objetivismo, no tiene sentido hablar del problema mente/cuerpo. Su crítica al fisicalismo reside en el concepto de dolor.

Otro de los grandes filósofos de la mente, es Putman, quien en el ensayo “la naturaleza de los estado mentales” establece la concepción de la realizabilidad múltiple y la teoría causal de la referencia, esta ultima para el estudio de la filosofía analítica. Putman realiza tres preguntas fundamentales en la filosofía de la mente, la primera es ¿como sabemos que las personas tienen dolores? Para resolver tal interrogante, será preciso utilizar los términos de “propiedad” y “concepto”. El dolor en esta percepción, no puede ser un estado cerebral. La segunda interrogante es ¿es el dolor un estado mental? No, en el sentido de un estado fisicoquímico del cerebro, puesto que el dolor es un estado de todo organismo, responde Putman y tres, es acerca de que si el estado funcional es estado cerebral. En síntesis, la teoría de Putman es funcionalista y sus supuestos son mas empíricos y prácticos, su posición es en un sentido materialista, pero no reduce el estado subjetivo a un objetivo.

Searle, por su parte, añada a los temas de conversación de la filosofía de la mente, un elemento muy importante, que a la vez hace repensar, el concepto mismo de pensar. En ¿pueden las computadoras pensar? Mediante el experimento de la habitación china, hace pensar que los argumentos de la inteligencia artificial. De este experimento se concluye que en realidad, el sistema no entiende chino, nada más simula entenderlo. Searle propone una serie de tesis para la concepción de la relación mente, cerebro computadora y son: el cerebro causa la mente, es decir la mente se crea dentro del cerebro, la sintaxis no es suficiente  para la semántica, los programas computacionales son definidos por su formalidad o su estructura sintáctica y las mentes tienen contenidos mentales, específicamente semánticos.

Estos cuatro autores, anteriormente mencionados, son en esencia, los representantes más importantes del debate contemporáneo de la filosofía de la mente, unos parten del funcionalismo, como Putman, en reacción al problema de la teoría de la identidad, otros parten de posiciones materialistas.

La filosofía de la mente, tiene hoy en día, varias disciplinas a su disposición reciproca, como son la psicología, la inteligencia artificial, la neurociencia, la lingüística, la antropología y la mismísima filosofía, todas ellas persiguen el mismo objetivo: estudiar la mente, sin embargo cada una de ellas lo hará desde los postulados propios de cada una de sus disciplinas.

El problema de la filosofía de la mente

La filosofía de la mente, presenta conceptos ambiguos, y por ende su explicación resulta muy problemática, es por ello que es preciso formular una definición global de los conceptos principales usados en la filosofía de la mente.

Es cierto, que se puede señalar, que la no correspondencia de términos entre autores, procede de asuntos metodológicos y de posicionamiento en el espectro de la filosofía de la mente, y que tratar de suponer un solo concepto, para cosas como mente y conciencia, haría que todo debate filosófica de la mente se desvaneciera, en el sentido, que, puesto que se llega una universalidad conceptual, también se llegaría a una verdad universal, tal no es el caso, ya que la unificación conceptual aclararía los problemas de lenguaje que pueden resultar de los análisis de la filosofía de la mente.

Los problemas de concepto, son a lo suma, la distinción esencial entre los autores, puesto que cada quien presupone entender como mente, conciencia, dualidad cuerpo/mente y dolor cosas distintas.

La incomprensión conceptual, no quiere decir, incomprensión de teoría de las mentes, en el sentido de su refutación absoluta, al menos hasta ahora, quiere decir, no congruencia entre enunciados posibles en la comunidad científica, por lo que negar un lenguaje conceptual que no sea único, no quiere decir una negación a las teorías de la filosofía de la mente.

Por ello es que, la aclaración conceptual es imperativa, pues solo de esta, se podrá argumentar la veracidad de las teorías. La veracidad de las teorías corresponde a un plano que esta mas allá del análisis del lenguaje, no obstante para llegar al mismo, es necesario borrar lo equívocos presentes en el mismo.

Aclarar el fundamento epistemológico, ontológico y psicológico de la filosofía de la mente, es una meta esencial para lograr el desarrollo de la misma, puesto que la epistemología es importante para realizar el estudio del conocimiento y de la ciencia misma, que pretende ser la filosofía de la mente. Ontológicamente hablando, es necesario, que la pregunta por el ser se encuentre en la filosofía de la mente, el ser de la mente como individuo y el ser de las cosas en cuanto participan del ente y de la mente. El psicologismo por su parte, debe de hacer la distinción a entre la conciencia y el “yo”

No es que la filosofía de la mente, solo puede funcionar con los tres elementos, anteriormente señalados, lo que sucede es que estos elementos son a lo sumo, lo más esencial interpuesto en tal filosofía. No mencionamos la neurología, puesto que sería limitar a la filosofía de la mente a un plano más material, y a un plano solo interpuesto en el sistema nervioso.

La mente es más que un sistema nervioso, es algo casi conceptualmente inteligible, no hay, por ahora, método alguno que puede satisfacer el problema mencionado, al menos que reduzca la mente algo meramente material o lo añada por extensión al cerebro.

No explicar la mente, la conciencia, el dolor, la dualidad mente/cuerpo, es para la filosofía una empresa muy peligrosa, no es para nada trivial, puesto que no explicar la mente en sí, es no explicar el mundo interno de la razón pensante.

No es que las cosas anteriormente mencionadas, no se haya explicado antes, de hecho a lo largo de la filosofía del mente son temas centrales, lo que sucede es que los términos, son a mi forma de ver las cosas, los que vuelven a la misma problemática.

Elaborado por: Jorge Alberto Villeda Bojorque

 

Créditos para: http://filosofiacatracha.wordpress.com/2013/10/15/filosofia-de-la-mente-un-problema-de-lenguaje/ 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s